IoT y blockchain – Un cambio de paradigma

INSTITUTO TECNOLÓGICO

BLOG

IoT y blockchain – Un cambio de paradigma

Los datos son hoy la nueva fuente de poder de desarrollo, en la que los datos de buena calidad representan un gran valor. Por otro lado, los datos de mala calidad cuestan a las empresas un 30% o más de sus ingresos. De hecho, Gartner ha descubierto que el coste medio de la mala calidad de los datos en las empresas asciende a entre 8,22 millones de euro y 12,03 millones de euros anuales.

Esto puede hacer que gestionar las distintas calidades de la información y corregirlas lo mejor posible sea bastante caro. ¿Pero qué pasaría si estos procesos pudieran mejorarse? ¿Y qué recompensas pueden obtener las empresas al hacerlo?

Como muchos de los retos actuales, la tecnología puede aportar soluciones. El IoT y el blockchain pueden trabajar juntos en beneficio mutuo, para desempeñar un papel principal en la gestión de esta aparentemente interminable dispersión de información errónea, ayudando a restablecer la confianza y mejorar la responsabilidad.

Confianza digital

Proporcionar confianza es el beneficio más significativo de la cadena de bloques. Proporciona una forma descentralizada o distribuida de gestionar la información entre las partes, que no necesariamente confían entre sí, aunque tienen un interés en un resultado común.

La naturaleza descentralizada de blockchain que utiliza contratos inteligentes es ideal para el IoT, ya que permite el registro, el seguimiento, el almacenamiento y el aprovisionamiento de dispositivos IoT, además de mejorar la transparencia, la trazabilidad y la seguridad de los datos que se transmiten dentro de las redes IoT.

Dado que los modelos de blockchain y de contratos inteligentes se basan en libros de contabilidad criptográficos y distribuidos de forma inmutable, las redes de IoT pueden compartir datos de forma más segura entre las partes interesadas, incorporar condiciones comerciales acordadas para automatizar las transacciones, verificar la identificación y la autenticación, y reducir los costes al eliminar los intermediarios.

Una capa de blockchain añadida a una red de IoT, que supervisa y gestiona los flujos de datos, puede caracterizarse como un “cambio de juego” tecnológico.

Tecnologías complementarias

Debido a su naturaleza distribuida, blockchain puede reducir la fricción dentro de un entorno de IoT y ayudar a crear nuevos mercados. Por ejemplo, podría tratarse de un mercado que apoye la gestión logística y permita a los usuarios hacer un seguimiento de las mercancías. Blockchain puede proporcionar una verificación barata dentro de este tipo de mercado, pero sólo una vez que un atributo se convierte en digital.

Aquí es donde la IO puede resultar beneficiosa para la cadena de bloques (y viceversa), ya que puede digitalizar los atributos del mundo real, como la ubicación y la temperatura. Los dispositivos IoT también podrían resolver el desafío de la “última milla” que actualmente enfrenta blockchain, es decir, proporcionar el puente entre un activo físico y su avatar digital en la cadena. La credibilidad y eficacia de una solución de blockchain depende críticamente de “la forma” o “la última milla” de tender un puente entre estos dos tipos de activos. 

Valor del blockchain  en un ecosistema de IoT

El valor de blockchain y la provisión de confianza aumenta exponencialmente a medida que aumenta el número de subsistemas y partes. En esta situación, blockchain elimina la fricción y proporciona trazabilidad y transparencia en todas las operaciones, proporcionando certificaciones, verificando credenciales y posibilitando la liquidación a bajo coste.

Blockchain también puede resolver la falta de estándares en toda la industria para las redes y dispositivos de IoT, añadiendo un valor significativo en la gestión de la política de datos. Dado que los datos no siempre pueden ser compartidos por todas las partes en el ecosistema de la cadena de bloques, se requiere un motor de políticas para determinar cómo, cuándo y quién comparte los datos.

Blockchain ofrece una solución al permitir un motor de políticas en el que se puede confiar en diferentes partes de la cadena de valor, es decir, sólo se comparten los datos que se desean compartir. Tomemos el caso de uso del envío de contenedores: un contenedor lleno de mercancías se envía por camión a una instalación gubernamental, luego se envía a otra instalación gubernamental, luego se envía por camión de nuevo a un almacén, donde finalmente llega al punto de venta.

Por lo tanto, un solo contenedor genera muchos datos, que deben ser gestionados e intercambiados. En esta situación, blockchain es una gran tecnología para intercambiar esos datos, liquidar las transacciones y gestionar la política a través de este ecosistema de blockchain.

Los retos de la introducción de blockchain en un ecosistema de IoT

Hay 5 grandes retos a los que se enfrenta la convergencia de las tecnologías blockchain e IoT en los próximos años son: 

  • Complejidad :Como se destacó con el ejemplo del contenedor de transporte, hay muchas partes diferentes dentro de un ecosistema de IoT, ¿cómo se gestionan todos sus intereses?
  • Gobernanza : Existe el reto de obtener el acuerdo de todos los usuarios de una plataforma sobre la propiedad de los datos y los contratos inteligentes.
  • Escalabilidad: ¿Puede esta tecnología escalarse de forma efectiva para gestionar el gran número de transacciones necesarias?
  • Flexibilidad: Blockchain puede ser un formato criptográfico rígido, ¿cómo se puede introducir más flexibilidad en este proceso?
  • Coste: La aplicación de blockchain a la IO puede suponer un importante coste operativo inicial y continuo, que incluye la inversión en nuevas herramientas para recopilar datos, la introducción de nuevas medidas y políticas de seguridad y la gestión del flujo de datos a través de las redes.

¿Qué nos depara el futuro?

Cuando se combinan con la IA, la IO y el blockchain podrían presentar grandes beneficios y oportunidades para las empresas en el futuro.

Se trata de un futuro en el que la IO proporciona una interacción sin fisuras entre las máquinas, y el blockchain elimina los errores para mejorar la confianza. Todo ello respaldado por una toma de decisiones más informada gracias a la IA.

En pocas palabras:

  • Los datos son la nueva fuente de poder de desarrollo en la sociedad;
  • Es capturado por los dispositivos IoT;
  • Se gestiona mediante la tecnología de libro mayor distribuido;
  • Se coordina y liquida mediante criptoactivos;
  • Actuado por contratos inteligentes e IA
  • Los casos de uso de la IO están creciendo todo el tiempo y la convergencia de estas tecnologías podría ocurrir rápidamente

 

Si quieres saber más sobre IoT o alguno de nuestros programas, no dudes en consultarnos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.